BatmanVSuperman: Dawn of Justice, DC lo intenta, pero vuelve a fallar

The following two tabs change content below.
 

Dos de los personajes más emblemáticos y queridos de los comics son, sin duda, Batman y Superman, superhéroes que han ganado millones seguidores a lo largo de los años, pero que nunca se habían podido ver enfrentar en la pantalla grande.  Con un gran expectativa, incertidumbre y dudas, llega a las salas de cine uno de los crossovers más esperados en este 2016: BatmanVSuperman: Dawn of Justice.

Después de los acontecimientos sucedidos en Metrópolis, Bruce Wayne (Ben Affleck) y el gobierno de dicha ciudad comienzan a ver a Superman como una amenaza para la humanidad debido a sus actos que provocaron muerte y destrucción. El conflicto de ideologías culminará cuando el Caballero de la Noche y el último Hijo de Krypton se enfrenten en una batalla épica.

Muchas fueron las críticas y las opiniones sobre lo precipitado de realizar antes de tiempo BatmanVSuperman, además de adelantar los planes para el DC Extended Universe y tratar de equilibrar la balanza con Marvel. Ese afán de apresurar las cosas e introducir una gran cantidad de personajes sin una lógica, es el gran problema de la cinta dirigida por Zack Snyder, además, por supuesto, de la pobre propuesta narrativa que los guionistas Chris Terrio y David S. Goyer aportaron al filme.

Pese a recoger referencias de algunas obras gráficas como The Dark Knight Returns y All Star Superman, Snyder maniata éstas a su antojo y beneficio. BatmanVSuperman presenta la misma estrategia narrativa de Man of Steel, y, en consecuencia, vuelve a ser otra película de superhéroes fallida a cargo de Zack Snyder, con serios problemas de continuidad y ritmo.

er

Sin embargo, no todo es un desastre. Lo más rescatable del filme son los nuevos personajes que se añadieron a éste, casos concretos: Batman, Wonder Woman, Lex Luthor y Alfred Pennyworth. Una de las sorpresas de BatmanVSuperman es Ben Affleck y su interpretación como el Caballero de la Noche. No es fácil lidiar con las críticas y el gran peso que significa interpretar a este personaje después del legado que dejó Christopher Nolan, pero el actor originario de California interpreta a un Batman sólido, convincente y con ideales definidos, además de que despierta la curiosidad sobre su lugar de origen: Gotham.

Otro de los personajes que también aparecen en escena es Wonder Woman (Gal Gadot), una de las heroínas más aclamadas en el mundo de los comics. Por su parte, Jesse Eisenberg interpreta a un Lex Luthor fuera de lo común, más perturbado, psicópata y, por momentos, con guiños hacia The Joker.

Mención especial para la pletórica banda sonora compuesta por Hans Zimmer y Junkie XL, dupla que creó piezas musicales precisas que imprimen la fuerza necesaria en momentos determinantes de la cinta. Otro de los puntos fuertes es la secuencia de un mundo controlado por Darkseid, el cual podría ser un posible escenario de cara a Justice League. De lo mejor que ha hecho Warner/DC hasta ahora en la pantalla grande.

Como producto de entretenimiento, BatmanVSuperman: Dawn of Justice falla, ya que cansará al espectador al punto del aburrimiento, y después, cuando todo se sale de control, comenzará la verdadera acción, razón por la que se paga el boleto. Aunque para los fans de las historietas, habrá un par de referencias magistrales hacia uno de los comics más recordados de uno de los miembros de la Trinidad.

A pesar de lo accidentada que puede resultar la cinta de Snyder, éste deja las bases y los personajes para el futuro inmediato de DC Extended Universe: Justice League. Sin embargo, lo hecho hasta por parte de DC, queda muy lejos de lo realizado por Marvel Studios y su universo cinematográfico, el cual está por entrar a su mejor fase. Si algo queda claro después de BatmanVSuperman, es que mientras Zack Snyder siga al mando, el Universo Cinematográfico de DC no va a despegar.

 

 

Deja tu comentario

comentarios

Deja un comentario

Abrir la barra de herramientas