Conociendo al Justiciero. (THE EQUALIZER)

The following two tabs change content below.
Profile photo of GalyPoucel
Interiorista con vocación geek. De naturaleza Idealista, soñadora y pacifista, amante de los libros, los gadgets y las artes. Siempre con hambre de conocimiento. Todóloga y multitasking. @GalyPoucel
Profile photo of GalyPoucel

Latest posts by GalyPoucel (see all)

Equalizer poster final

En opinión de Denzel Washington, la fuerza que impulsa a Robert McCall, personaje que interpreta en la cinta de suspenso y acción El Justiciero, es un sentido innato de la justicia.  “Robert McCall hizo muchas cosas malas antes y trata de superar eso, no se siente orgulloso de sus errores previos e intenta ser mejor”, dice Washington.  Tiempo después de dejar atrás su pasado para llevar una vida tranquila, siente renacer su deseo de justicia cuando una joven, abandonada por el resto del mundo, necesita su ayuda.  “A él le desagrada lo que era pero nunca perdió sus habilidades, más bien tomó una decisión consciente para dejarlas inactivas.  Sin embargo cuando conoce a una infortunada joven que sufre terribles abusos, decide hacer algo al respecto”.

 

“La motivación de McCall es muy sencilla”, dice Todd Black, productor de la película.  “Cuando hay una injusticia sobre una persona común y corriente, alguien que no se puede defender debido a que no es capaz de hacerlo o ni siquiera sabe por dónde comenzar, él se ocupará del asunto, ya sea violentamente o de otra forma”.

Para el director Antoine Fuqua, que hace equipo de nuevo con Washington después de dirigir al actor en su interpretación ganadora de un Oscar® en Training Day, McCall comparte algunos rasgos heroicos arquetípicos que tenemos como legado.  “Veo esta película como una semblanza, como los westerns que hacía Sergio Leone”, explica él.  “Hay un antihéroe que tiene conflictos, se siente renuente y avergonzado de tomar un arma… pero cuando tiene oportunidad de ayudar a otras personas, lo hace.  Utiliza sus habilidades para eso”.

 

“Nos gusta creer que hay un tipo ahí afuera que nos ayudaría, si sólo pudiéramos encontrarlo”, dice el productor Jason Blumenthal.  “Como si en cierta forma tuviéramos una respuesta a un anuncio en Internet donde pidiéramos ayuda desesperadamente y pareciera que nadie escucha nuestra llamada.  Me agrada creer que en mis momentos de necesidad alguien me escucharía y dejaría todo para ayudarme, sin otra razón.  Y éste es El Justiciero”.

 

La película toma su título de la serie de televisión de los años 80 y comparte su premisa central: un hombre altamente entrenado que puede “equilibrar” las desventajas cuando se acumulan contra alguien indefenso.  A pesar de que los realizadores cinematográficos tomaron únicamente la premisa y el título del programa original, Blumenthal dice que este concepto se convirtió en algo más relevante. “La palabra ‘justiciero’ es un término muy fuerte y poderoso”, advierte.  “Mucha gente considera que hay un enorme desequilibrio en el mundo, así que la idea de crear un balance, igualar las cosas, es muy reveladora.  En todo caso, creo que el título significa más ahora, en 2014, que en la década de 1980.  Las personas pueden entender a esta clase de héroe: un hombre que hace actos heroicos por las personas que más los necesitan”.

Con esto en mente, el proyecto fue elaborado a la medida para Washington por el guionista Richard Wenk, que obtuvo el trabajo cuando los productores apreciaron su comprensión del sentido del bien y el mal del personaje.  “Debía escribir una historia de origen, una que no existiera en el programa de televisión”, explica Wenk.  “Tuve la posibilidad de mantener a McCall envuelto en el misterio y eso me dio la libertad para reimaginar este personaje”.

“El guión de Richard es como una barra de dinamita”, dice Fuqua.  “Siempre es interesante observar a los malos.  Es algo audaz e interesante, además sabes que más pronto que tarde, esto va a explotar”.

Para Chloë Grace Moretz, que se unió al elenco como Teri, la joven que inspiró a McCall para ayudarla, es fácil ver que el papel es perfecto para Washington.  “Él es muy Denzel en la forma de hacer su trabajo”, afirma ella, “McCall puede ser el hombre más dulce y encantador, con una enorme sonrisa en su rostro, pero al minuto siguiente es un asesino y piensas, ‘¡WHOA!  ¡Esto ocurrió rápidamente!’”

Fuqua afirma que una de las piedras angulares del personaje en el guión de Wenk es la improvisación.  “McCall no trae un arma, eso es parte de su pasado”, dice el director. “Él entra a un lugar y examina el espacio en dos segundos.  Sabe exactamente lo que hay a su izquierda, lo que hay a su derecha, usa cualquiera de esas cosas para detenerte de inmediato si es necesario.  Puede emplear cualquier artículo que tú tengas contra ti mismo.  No te mata desde una distancia, está frente a tu cara y observa cómo se apaga la luz en tus ojos.  Es una especie distinta de ser humano.  Nunca volverás a ver un sacacorchos de la misma forma, ¡te puedo prometer eso!”

La idea para usar este sacacorchos, uno de los momentos más memorables y crudos en las secuencias de pelea más importantes de la película, provino de Fuqua.  “Me reuní con un amigo que está familiarizado con ese mundo”, explica.  “Le comenté que la pelea se filmaría en un bar, así que me mostró las distintas cosas que hay en un lugar así y dijo, ‘Todos estos artículos pueden ser útiles para mí’.  Tomó el sacacorchos y me enseñó lo que tenía en mente”.

A Washington le fascinó el concepto y se involucró en el guión, pero todos estuvieron de acuerdo en que no habría un compromiso hasta que el guión estuviera aceptado.  Tres días después de darle a Washington el guión, los productores estaban en ascuas en espera de saber su opinión, cuando sonó el teléfono de Black.  “Oí que era Denzel en el otro extremo de la línea”, recuerda.  Y escuché “‘Todd’, ‘te llama Robert McCall’”.

En su papel como productor, Washington trabajó con Wenk para conformar el papel que deseaba interpretar.  Explica que siempre formularon las preguntas básicas: “¿Quién es él?  ¿Qué lo impulsa a actuar?  ¿Cuáles son sus defectos?  ¿Qué está tratando de superar?  Pienso que hace mucho tiempo él comenzó como un hombre que deseaba ayudar a las personas, pero se convirtió en otra cosa.  Debe dejar todo eso atrás y cerrar la puerta.  Sin embargo esta pobre chica abre de nuevo ese mundo”.

Cuando buscaron a un director, a Washington le entusiasmó volver a trabajar con Fuqua.  Después de su experiencia juntos en Training Day, Fuqua comenta que era obvio que El Justiciero representaba una buena ocasión para colaborar de nuevo como actor y director.  “Una parte de lo que descubrí en Training Day, es que puedo leer algo en el guión que me parece una secuencia de acción, pero sé que Denzel integrará una gran actuación en ella, puede tomar una pieza de acción y crear un gran drama, como si se tratara de una escena de diálogo”, dice Fuqua.  “Es impredecible en la mejor forma posible, él está en su mundo y para captar esto debes ser como una mosca en la pared y ser lo bastante inteligente para saber cuándo debes dejar continuar la escena”.

Similarmente, Washington sintió gran confianza en su director.  “Él es muy talentoso”, dice el actor.  “Le enviamos el material y pronto respondió, nos reunimos y tenía grandes ideas, fue un gran acuerdo”.  Después, esta confianza redituó en el set.  “Antoine tenía una firme visión para la película, realizó trabajo cercano con cámaras especializadas, una estupenda tecnología.  Pero no me preocupé de eso.  El manejo de cámaras es la pericia de Antoine, no me inquietó nada.  Simplemente me dediqué a actuar”, sonríe.

“Teníamos un gran ritmo y un profundo entendimiento”, dice Fuqua.  “En algunas ocasiones ni siquiera necesitábamos hablar; los dos sabíamos lo que pensaba cada uno”.

Desde Training Day, Fuqua y Washington tuvieron varias oportunidades para volver a hacer equipo, pero El Justiciero es la primera ocasión en que trabajan juntos de nuevo.  “No forzamos la situación”, dice Blumenthal.  “No se trató de decir ‘Vamos a reunir a los tipos que hicieron Training Day’.  Ésta no fue la razón para hacer la película.  Pienso que Antoine buscaba una película en la cual pudiera profundizar en el personaje y entender de verdad lo que impulsa a un individuo.  Sólo puedes construir un buen personaje cuando cuentas con un actor increíble y, por supuesto, teníamos a Denzel.  Así que el reto era encontrar un personaje en el que Denzel se pudiera sumergir y un mundo al que Antoine pudiera dar vida”.

 

Deja tu comentario

comentarios

Profile photo of GalyPoucel

GalyPoucel

Interiorista con vocación geek. De naturaleza Idealista, soñadora y pacifista, amante de los libros, los gadgets y las artes. Siempre con hambre de conocimiento. Todóloga y multitasking. @GalyPoucel

Deja un comentario

Abrir la barra de herramientas
Abrir la barra de herramientas
Abrir la barra de herramientas